lunes, 5 de enero de 2009

ética del paseante

a Pessoa, a Walser, a mí mismo, a cualquiera

en las esquinas me inclino a pensar
que toda línea recta es mi
divergencia natural
y yo (hemisférico)
el objeto de su alternativa

2 comentarios:

Yanos dijo...

pensábamos que habías adelgazado!

PIER BIONNIVELLS dijo...

Interesante escrito.
Me ha gustado.
Saludos,