domingo, 18 de enero de 2009

bifurcaciones asimetría tangencial

te llamaría de mil nombres pero no de uno
que es mío y te desdice
(liendre que cava sorda la angostura del tiempo)
enamorado del hueco que me dejas entre la cáscara de tu mundo
y el mundo
te llenaría de almas que me actuasen (como un teatro)
sin público ni escenario ni texto ni cartelera
y sería (pues es)
tan sencillo
que todas las esperas terminasen ahí donde los nombres
donde la naturaleza se encuentra con su artificio
que no es menos ella
y no en las cosas (pues ocurren) oh no en ellas
no en el hueco del mundo que se arroja en sí o para sí o consigo mismo
a la desesperada (siempre) a la indiferencia
y nos empala puntos en fuga
espacio y más espacio
líneas arcos asíntotas (elementos)
en el olvido del principio en que no éramos
que brazos y piernas y pechos y labios (y dudas)
retorciéndose confusos inabordables
solos
porque después ya no estuvimos nunca más solos
cuando dimos a luz más vida de la que podíamos soportar
y nos entregamos
y nos desenraizamos
y sostuvimos el peso de las sombras y nos hicimos sombra
ocultos (ocultándonos) a la condición del deseo
a las distancias
que de todas formas hemos elegido
como se elige volver la espalda y marchar

entrambasaguas hago de lo que están muriendo
palabra tras palabra
desangrabundo (del sentido) o murcielagante
en la cosecha del ostracado que es
ninguna
mi nomadismo juega a recolectarse
en las formas nunca antes dichas donde el tiempo renace
en todo tiempo
y tú te me preñas de verdad

1 comentario:

Yános Stragistó dijo...

muy Mika.
ya era hora, though, de que actualizaras.