jueves, 17 de enero de 2008

Identidad

buscas estatus
buscas reconocimiento
buscas estabilidad

una compañera hijos
una familia

¿has terminado?

¿qué queda de ti?

5 comentarios:

poncho dijo...

Bueno, ir consiguiendo cosas que consideras importantes en la vida es un constante sacrificio de sí mismo, aunque lo que realmente haces es ir cambiando trocitos de tu individualidad por otros. Cuando ya no te queda nada que sacrificar, es que estás muerto.

Mika dijo...

Lo importante es la búsqueda (ya lo dijo Kavafis y yo me repito), agotarnos, me parece, en el esfuerzo de sacar nuestra voz interior. Soy consciente de que esa voz puede ser una quimera, un poliedro que refleja casi cualquier cosa (desde los laberintos en que nos encasilla el psicoanálisis hasta todas las realidades externas, retroalimentándose unas de otras), pero hay que perseguirla, o así lo siento. Dejarme caer en las convenciones sociales sería fatal. Quizás la mayoría lo soporte, pero si te asomas al abismo ya no quieres volver a disfrutar de ningún paraíso artificial, aunque a veces, demasiadas, resulte tentador.

Me encanta tu sombrero. Últimamente estoy descubriendo todo un abanico de posibilidades para cubrir la cabeza. Ese sí que es un mundo inexplorado.

raid dijo...

sacrifio:(lat. sacrificium) significa ofrecer (lat. offerre).
sacrificio se entiende en general como una ofrenda a dios para manifestarle veneración con el objeto de obtener comunión con él.


nacen, crecen, se reproducen y con el nuevo raid...mueren!

elGerbo dijo...

Mika ya hemos hablado de este tema y ya leiste mi articulo sobre esto.
Para Poncho solo recomendarle que lea a Edward Osborne Wilson, es entomologo y biologo por eso creo que sale fuera de su campo de lectura habitual.
Pero su nueva sintesis se ha aplicado a la sociologia humana con mucho exito.
Él es el que nos dice que el sacrificio es un rasgo totalmente egoista.Que el ser humano busca gloria mediante el sacrificio.

elGerbo dijo...

Mika esa busqueda de la que tanto hablas no es una quimera.
Hay mucha gente que se encuentra a si mismo. El problema de encontrarse con esas personas es que son calladas.
Como decia un monje zen "La verdad es silenciosa, porque saber no produce preguntas"
Nuestra voz interior cuando sale, suele hablar poco porque vivimos en una sociedad en la que esa voz cuenta poco o nos es extraña.