domingo, 30 de diciembre de 2007

Antipoética

Leo en el periódico
-sección cultura-
que poco a poco cierran
las salas de cine
y en los centros comerciales
se abren multicines
para cubrir la demanda.

También leo
-suplemento de naturaleza,
especial sobre abejas-
que la única función
del zángano en la vida
es aparearse con la reina
para caer fulminado
un instante después.

Ambas historias
tienen algo de sugerente
y se me ocurren
al menos
un par de maneras
de casarlas
en un final efectista
sobre la vida moderna,
pero en este
poema
todo es incierto
y dejo la moraleja
a discreción del lector.

6 comentarios:

elGerbo dijo...

"...Nuestras vidas son los rios que van a parar al mar, que es el morir..."

Pensais demasiado en lo que hacen los demas.
Teneis la boca llena de vanglorias sobre lo corrupta,lo mala y lo ruin que es la sociedad y de lo poco que haceis caso a sus dictados.
Pero no parais de hablar de ella, de pensar en ella , de colmarla con vuestros versos.
Hablais de cine, un "arte" anclado en si mismo.Que solo quiere,aspira,a venderos palomitas y coca locas y luego llora cuando cierra sus cines porque en todos proyecta la misma bazofia. ¿Alguien lloro cuando murio el teatro, alguien lloro cuando se fue el cinemascope, alguien lloro cuando la pintura y la escultura fueron relegadas al museo?
NO ; vivis como zanganos porque es lo que deseais, quereis ser la reina, cuando la reina jamas sale de la colmena. Esta condenada a vivir en el centro, siendo cuidada y mimada, pero sin conocer el sol.
Admirais a las obreras porque pueden ver el mundo. Pero olvidais que solo trabajan y que su vida dura 3 meses.
Dejar de ser lo que no quereis o que al menos decis que no quereis ser.
La sociedad es solo un grupo de personas, como un rebaño lo es de ovejas, o la piara de cerdos.
Ser vosotros, encontraros a vosotros mismos, pensar que cada dia es una oportunidad nueva, comprenderos a vosotros mismos.
Tal vez, solo tal vez , si todos nos conocieramos bien, comenzariamos a pensar en los demas y llamar a la sociedad nosotros.
Salid de la colmena y picar al puto apicultor que nos engaña.
Pero dejar de llorar, porque las abejas no lloran.

Mika dijo...

Sí, ese podría ser un final.
Un final entre tantos.
El pescado siempre ha estado vendido.
Pero todavía tengo esperanza en la literatura.
Más adelante hablaré de esto.

Joan deu Peiroton dijo...

Mika, ese poema, lo escribiste antés o después de dormir? O quizà dormiendo?
Te deseo un FELIZ AÑO NUEVO !!!

Mika dijo...

Bona annada a tu tanben.

¿No sabes que el sueño de la razón engendra monstruos?

Joan deu Peiroton dijo...

De qué monstruo me estás hablando? Me gustan tus palabras y tus poemas !

Mika dijo...

No te preocupes, Joan. Este poema me salió un poco extraño.